Principal Clases de turco y español

« Home | Día de Aragón » | San Jorge y el dragón » | Şebnem Ferah » | Züğürt Ağa » | Historia de Codadac y sus hermanos V » | Semana Santa - procesiones » | Tengri - dios del cielo » | Avanos, pueblecito de la Capadocia » | FotogrÁfrica » | Artista del mes: Fikret Muallâ Saygı »

Receta de Baklava

Los asirios en el siglo VII a.C cocinaban un postre a base de capas de masa de pan junto con nueces y miel y lo horneaban. Hasta el siglo XIX fue considerado como dulce de las clases acomodadas. Los griegos al llegar a Mesopotamia, quedaron encantados con la baklava y la incorporaron a su gastronomía. Por ello, hoy en día es un producto que se consume en los países del mundo árabe así como en el Mediterráneo Oriental (Grecia y Turquía, especialmente); puesto que los otomanos se extendieron a lo largo de un vasto territorio. Aquí escribo una receta, pero habrá miles de posibilidades.

Ingredientes (para 6 personas, 18 pastas)

Para la pasta brisa o filo:
  • 300 g de harina
  • 1 huevo
  • 150 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • agua
Para el relleno:
  • 300 g de almendras o pistachos
  • 225 g de miel
  • 175 g de azúcar glasé
  • 2 cucharadas de agua de azahar(obtenida de la destilación de la flor del naranjo)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • mantequilla para untar
Preparación

Se forma una montaña con la harina y se hace un agujero en el medio. Se incorporan el resto de los ingredientes para la pasta. Se amasa y se guarda en el frigorífico durante 45 minutos envuelta en papel de aluminio.

Mientras tanto, vamos preparando el relleno. Se pelan, trituran y tuestan las almendras o los pistachos (se puede poner una mezcla de ambos). Se agrega la canela, el azúcar y una cucharada de agua de azahar. Se remueve la mezcla, se cuece y a los cinco minutos se retira del fuego.

foto: samimi. Vendedor de baklavas y otros dulces en el zoco de Kairouan (Túnez)

Con un rodillo enharinado se extiende y recoge la masa una vez sacada del frigorífico, varias veces. Es importante trabajar bien la masa, puesto que es lo más difícil pero a la vez la clave del plato. Se extiende finalmente, lo más finamente posible, evitando que se rompa. Se cortan 18 láminas cuadradas de unos 4cm de lado. Se untan las láminas con mantequilla. Hacemos esto último en la bandeja del horno también y se disponen seis láminas sobre la bandeja. Se coloca la mitad del relleno preparado sobre las láminas, se cubre con las otras seis láminas de pasta. Se coloca el resto de relleno y se tapa con las otras seis láminas de pasta. Se hornea durante 25 minutos en el horno precalentado a 190ºC. Un poco antes de sacarlo del horno, se calienta un cazo con miel y una cucharada de agua de azahar. Con dicha mezcla se bañan las baklavas una vez horneadas.

Notas

Puede resultar de un dulce excesivo, pero no lo es. Hay que saber tomarla. El dulce de la baklava se debe combinar con el amargor de un buen té turco (siyah çay). La mezcla de sabores será entonces perfecta. Respecto a las variedades se pueden utilizar distintos tipos de fruto secos, pero los pistachos y las almendras son los más habituales.

Etiquetas:

Ya lo cantaba el Genio...

Sí, sí, sevicio cinco estrellas
Comerás
Mejor que el sha
Cualquier manjar
Cous cous, ¿qué más?
Tal vez un poco de baklavab

;)

Publicar un comentario